En cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012 se informa de que este sitio web utiliza cookies de terceros con objetivos analíticos así como
una cookie propia para recordar su decisión de no mostrar más este aviso. Si está de acuerdo haga click aquí De acuerdo Más información

Bricolaje

Aprovechando el espacio

Lo que voy a explicar ahora tampoco es el santo grial, ya lo aviso, pero puede que a alguien le sirva.

Si te compras un piso de obra nueva la promotora te dará azulejos de recambio por si se te rompe alguno, del baño, la cocina, suelo, zócalos…

Yo eso lo tenía metido en mi armario pero me empezaba a molestar, así que como es algo que en teoría usaré muy de vez en cuando (aunque espero ni tener que usarlo) pensé en meterlo debajo de los muebles de la cocina. Ahora muchos muebles vienen con un embellecedor de aluminio que es bastante fácil de quitar para meter cosas.

En mi caso es de madera y viene con un plástico en la parte de abajo para que no entre polvo, pero que yo pensaba sería más problemático de cara a hacer el invento, y luego no fue así.

Total, que en una tarde me puse y tras jugar al tetris un rato pude meter todos los azulejos dentro, y he podido ahorrar mucho espacio. En mi caso sólo tuve que quitar un tornillo y echarle paciencia:

espaciococina1.jpg

espaciococina4.jpg

espaciococina3.jpg

espaciococina2.jpg

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+

Barra de dominadas casera

Si hay algo que le gusta a un hombre es taladrar.

Pero bueno, hablemos de bricolaje.

Es muy gratificante pensar algo, llegar a visualizarlo completamente, que sólo lo veas tú factible y que ¡funcione!

Aprovechando que tengo unos techos más o menos altos (283cm) quería montarme una barra  para estirar la espalda. Como con ese concepto no iba a encontrar nada, para inspirarme busqué en Google por barra de dominadas casera.

Como solución ya hecha, la única que vi que me encajaba era esta:

http://www.decathlon.es/ES/bt-500-8273338/

Está bien, creo que tiene un precio razonable y era una posibilidad. Pero no estaba en mi decathlon más cercano y pasaba mucho de pegarme una kilometrada para ver la barra de las narices. Además, me parecía muy aparatosa (desplegada ocupa un espacio importante).

Así que empecé a buscar soluciones caseras, en castellano no encontré nada que me sirviera. En inglés, sí encontré cosas que se ajustaban a lo que yo quería:

http://crossfitcenturion.files.wordpress.com/2008/09/pull-up-bar.jpg

La gente se lo montaba sobre todo con tuberías, en sus enormes garajes yankees. Como hacerlo con tuberías tampoco me gustaba al final me he hecho una solución casera con dos hembrillas, dos cadenas y una barra de cortina:

30042010_012.jpg

 

La cinta que se ve en la barra, es cinta de carrocero que me sobró de cuando pinté. La puse para que la cadena no marcara la barra, por si me arrepentía o la cagaba con algo y así la podía devolver.

Todo el material lo compré en aki:

La barra es de madera, no de algomerado, la más pequeña que había en color haya (en blanco no estaba). Las cadenas son de acero galvanizado de 4 mm y las hembrillas son estas:

30042010_001.jpg

Me quedé acojonado con lo que aguantan los tacos de acero. Para más datos, por si alguien se anima, Ahora mismo peso unos 67 Kg, mis techos son de hormigón y el invento aguanta perfectamente. He hecho pruebas a lo bestia y no se ha movido ni un milímetro.

Con los eslabones es muy fácil jugar con la altura final de la barra, y además si algún día la quiero quitar es fácilísimo. Sólo tengo que descolgarla y dejar las dos hembrillas que son muy discretas.

Me falta serrarla para que quede simétrica, y pintarlo todo de blanco, para que quede más disimulado.

En total, ha costado: 20,30 €

Ahora tengo orgasmos continuamente.  Si miro hacia la puerta veo la barra, si miro hacia la ventana veo mi escritorio. Estoy rodeado de arte, qué placer.

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+

Pues eso era esto

Venga va, ya va siendo hora de acabar con la intriga. Mucho os he hecho sufrir…

Esto:

misterio misterioso

no eran más que unas bandejas al escritorio que me monté en su día:

Ahora el teclado no me queda tan alto, tengo una postura ergonómica y ahorro espacio. Además, me compré un buck en el Carreful por 60 € y ya tengo el escritorio tal y como lo quería:

esc1.jpg

esc2.jpg

Aprovecho para enseñaros como queda la habitación al final. La zona “de trabajo” es de color gris (aunque parezca lila, yo compré pintura gris, lo juro):

esc3.jpg

Aquí, la zona de dormir:

esc4.jpg

Sé que las fotos son malas, pero es lo que hay y la idea se entiende :D

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+
Donde no hay mata no hay patata © 2014 Tema adaptado a partir de Frontier