En cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012 se informa de que este sitio web utiliza cookies de terceros con objetivos analíticos así como
una cookie propia para recordar su decisión de no mostrar más este aviso. Si está de acuerdo haga click aquí De acuerdo Más información

Humor

La urna mágica que vale doble

Son las 11 de la mañana y Mari-Trini ya se encuentra en su colegio electoral. Más perdida que nerviosa, busca entre los montones de papeletas su mejor opción. No es que sea una entendida, de hecho a sus 35 años, es casi la primera vez que vota. Pero las cosas hace tiempo que no le van como ella querría, y ha decidido cambiar el mundo con valentía y determinación.

Es por eso, que aun siendo las 11 de la mañana, Mari-Trini ya está en el colegio.
Cuando ha elegido su voto mete su papeleta en el sobre, que lame y cierra con fruición, revisa por última vez que lleva el D.N.I encima y se dirige a su mesa.

– Imagino que será usted el presidente, yo soy Mari-Trini Sotérica – dice mientras sonríe y le entrega su D.N.I delicadamente sostenido entre dos dedos.

Para no interesarle la política, se desenvuelve muy bien. Parece ser que para algo le ha servido buscar cómo se vota, con su iPhone 6 recién comprado el día anterior.

Quien le atiende, no es el presidente pero eso da igual. Encuentra a Mari-Trini en el censo, se levanta y mientras estrecha su mano le dice:

- Un placer Mari-Trini. Soy José García, ¿en qué urna quiere usted votar?

Ella, sorprendida, advierte en ese momento que así es, hay dos urnas en una sola mesa. Ambas tienen el mismo tamaño, pero hay algunas diferencias: la de su izquierda es de metacrilato transparente, mientras que a su derecha, una opaca e inquietante urna azul, marrón y verde, acaba por ocupar el espacio disponible.

– ¿Puedo elegir? – Pregunta

– Así es – le explica José García – esta es la urna de siempre, la tradicional. Puede votar aquí como se ha hecho toda la vida. La otra, es una propuesta nueva del gobierno, una urna mágica, y hace que su voto valga doble.

– ¿Cooooooooooooomoooooooooooooooo? ¿Se está quedando usted conmigo?

Mari-Trini está confusa. Ha entendido lo que le han dicho pero algo en su interior le dice que aquello no puede ser. No pretende ser desagradable, así que en ese momento, decide hacer uso de todo lo que ha aprendido viendo películas de espías.

Empieza por inspeccionar brevemente su entorno más cercano, y se fija en las caras de los componentes de su mesa. Todos la miran con seriedad, no hay muecas, risas, ni codazos cómplices.

Una vez cubierta su zona visual más inmediata y manteniendo tronco, cuello, y cráneo inmóviles, utiliza su visión periférica para escanear el resto de la sala.
Apenas gasta un par de segundos en todo el proceso, pero es tal su empeño en disimular, que de forzar tanto los ojos a punto está de quedarse bizca para siempre.
Ve otras mesas, todas con sus dos urnas, ve gente buscando papeletas, saliendo de las cabinas, hablando con otra gente, votando. No hay cámaras de ningún tipo. Normalidad.

Lo ha hecho muy bien. Si no se dedicara a recetar flores de Bach, cualquiera diría que es Jason Bourne.

No hay nada extraño, pero aún sigue sin fiarse. José García la advierte recelosa, así que le explica el funcionamiento de la urna:

Sé que parece difícil de creer, pero, si mantiene su mente abierta, verá que el funcionamiento es muy simple: Como descubrió hace 80 años el físico alemán, Maikol Svantropski, una combinación cromoterápica adecuada produce alteraciones fundamentales en el estado de la materia. Hasta el punto de crear nueva materia incluso. En el caso que nos ocupa, la combinación exacta de los colores de la tierra, tanto de la urna como de los sobres que tengo aquí al lado […]

No los había visto, pero de pronto se da cuenta de que, junto a la urna, hay una montaña de sobres azules, marrones y verdes, alineados en una columna tan perfecta, que parece desafiar varias leyes físicas.

[…] hace que al entrar en contacto, los quarks que rodean en ese momento al sobre, detecten cuánticamente la coincidencia cromática de urna y sobre. Es en ese momento cuando se desatan las mismas energías del reiki, que se alinean con los chakras de la persona que vota. Una vez esto sucede, y siempre que la persona tenga buen corazón, se duplica el sobre y por tanto, el voto.

José García hace una pausa breve, para carraspear y recuperar fuerzas.

[…] Se me ha olvidado decirte, Mari-Trini, que todo este conocimiento fue adquirido por Svantropski mientras se hallaba en la provincia china de Yunnan, bebiendo de todas las fuentes de sabiduría orientales y milenarias que hay por la zona.

Ella lo mira fijamente, mientras las piezas van encajando en su cabeza y bucea en su pasado. No recuerda exactamente, aunque se esfuerza, cuánto tiempo hacía que las cosas empezaron a torcerse. Tal vez desde que la despidieron de aquel trabajo seguro y bien pagado, por llamar en horario laboral a Alexia, su tarotista de confianza.

– ¿En serio me despedís por esto? – Pero si llamaba con mi móvil…
– Con tu móvil llamabas más de una hora al día, Mari-Trini.
– ¡No es justo! ¡La semana pasada pedí un conjuro para que la empresa siguiese yendo bien! – Respondió, notando como algunas lágrimas templadas estaban a punto de surfear su cara.
– Este documento es el finiquito, y este la carta de despido. Indemnización no hay por haber cometido falta muy grave. Léelo con detenimiento y cualquier duda me la comentas – Dijo el responsable de RR.HH tras subirse las gafas y emitir un suspiro, que pareció de agotamiento.

A decir verdad, Mari-Trini era consciente de que no sólo había llamado para mejorar el porvenir de la compañía. También había pedido consejo sobre algunas cuestiones personales sin importancia. Como los días que charló con Alexia, para intentar recuperar a aquel novio que escapó corriendo de su casa, mientras gritaba alejándose con los brazos en alto:

¡Que tu abuela muerta no te habla a través del wi-fi! ¡Que te den por el culo loca del coño!

O esas otras llamadas que hizo, para ver cómo podía retomar el contacto con sus amigas del alma, algo distantes después de que ella se hubiera follado a todos sus novios.

No se sentía culpable por habérselos tirado pues al fin y al cabo, era lo que el universo quería para ella, y aún no controlaba mucho el subconsciente, por mucho que leyera el secreto un ratito cada noche.

De pronto Mari-Trini vuelve de sus recuerdos, y se da cuenta de que aún tiene una decisión pendiente. Ya no tiene dudas, si la vida no le sonríe ella hará que el mundo cambie, así que coge aire y saca de su bolso una botella de agua hexagonal, en la que había disuelto unas horas antes dos bolitas de relajante homeopático, por si se ponía demasiado nerviosa. Tras dos largos tragos le dice a José García:

Sé lo que quiero.

Coge el primero de los sobres de la columna, y se lo pone entre los labios, mientras se apura a sacar el voto que había introducido previamente en el sobre blanco. Partido Popular, puede leerse en el breve periodo que tarda en traspasar su voto de un sobre al otro.

No es que Mari-Trini sea muy conservadora, de hecho había dudado entre PP y PSOE, pero tras pensarlo detenidamente… había decidido quedarse en el centro. Al fin y al cabo cree en Dios, es empresaria, y no le parece bueno un cambio tan extremo en un momento tan delicado para el país.

Cuando tiene el trabajo hecho, le apartan el folio de la urna y empieza a introducir el sobre en la ranura. Siente como su corazón late cada vez más deprisa, en parte por saber que está mejorando su destino y el de todos, en parte porque de los nervios, le han sudado los dedos y por más que intenta soltar el sobre con elegancia, este se empeña en aferrarse a ella sin llegar a desprenderse del todo.

Tras luchar unos diez segundos, el sobre se despega de sus dedos aceitosos, y acaba cayendo. Un ruido extraño, como de batidora, llega desde el fondo de la urna. Es entonces cuando nota ese tipo de alivio, que se siente cuando las energías del Reiki conectan con tus chakras.

– ¿Ya está? – Pregunta sonriente a José García.

– Así es – Contesta él.

– JI JI JI JI JI JI, bueno, pues nada, a ver qué tal. ¡Encantada eh! ¡Así da gusto! JI JI JI JI JI JI JI JI JI JI.

Se da media vuelta y abandona el colegio electoral, veloz y radiante, deseosa de explicar lo que ha vivido a todo el mundo.

Fuera del colegio, un grupo de unas cinco personas charla animadamente, beben y ríen, cerca de un tubo corrugado de plástico, de unos 20 centímetros de diámetro, que asoma a través de una de las ventanas.

– ¡Ei atentos!  ¡que dice José que otra vez tenemos premio! – Grita uno de los miembros del grupo, interrumpiendo la algarabía general.

Tras dirigir sus miradas al centro del tubo, todos saltan y festejan brindando con sus copas, al ver los sueños de Mari-Trini convertidos en confeti tricolor, poco antes de que los pedacitos acaben de caer al contenedor azul, situado justo debajo del tubo, y que ya casi rebosa después de algunas horas de votaciones.

Aunque pudiera parecerlo, no son malas personas. Como Mari-Trini, tienen buen corazón, es sólo que están muy contentos.

Todos lo estaríamos de haber ideado un sistema tan perfecto que la hace feliz a ella, y al mismo tiempo, resuelve todos los problemas del país.

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+

Teletiendas

Tal y como ocurrió con la baba de caracol, hay una enorme tontería que ha cruzado el charco. Hoy, al llegar a casa, he visto una propaganda de una tienda que está cerca de mi casa, donde anuncian esto:

Es un ¿invento? que descubrí gracias a Berto hace días, y que afortunadamente, ya está aquí:

Esa gilipollez ya está aquí, pronto lo veréis en las casas de vuestras abuelas, vecinas, y otras ancianas sin catalogar.

Dejo otro vídeo para que las risas ya sean completas:

Saludos :D

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+

Pasatiempo

A continuación propongo un pequeño juego de agudeza visual.

Podéis ver en la foto dos toallas de microfibra del decathlon.  Ocupan muy poco espacio, no pesan nada y secan que es un primor. ¡Una maravilla oiga!

Una es mía, y la otra de un amigo, no independizado. El juego consiste en adivinar cuál es la mía:

30042010_015.jpg

Las respuestas en los comentarios. Gracias.

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+

Vídeocrins

Estoy un poco estresado con el trabajo, y aunque hoy tocaría hablar de la prueba del sueño que me hicieron anoche, prefiero poner estos vídeos que me han hecho reir ahora para que hagáis lo propio:

Saludos.

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+

No estoy solo

Esto de independizarse solos, a algunos les puede dar miedito… Para animaros debo deciros siempre hay algo o alguien que hace compañía.

Esta noche he vuelto a quedarme dormido en el sofá.  Me he despertado oyendo un ruido raro. Como si alguien moviera cosas y arañara la tele. Por supuesto, he vuelto a dormirme, qué coño me importará a mí quién esté arañando mi televisión…

Pero cuando al final me he levantado, unas 3 horas después. He visto esto:

tv11.jpg

tv2.jpg

tv3.jpg

tv4.jpg

No sé si serán las ratas, o los muertos de pasillo… pero por si acaso, voy a buscar el trapo y el mocho…

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+
Donde no hay mata no hay patata © 2014 Tema adaptado a partir de Frontier