En cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012 se informa de que este sitio web utiliza cookies de terceros con objetivos analíticos así como
una cookie propia para recordar su decisión de no mostrar más este aviso. Si está de acuerdo haga click aquí De acuerdo Más información

El futuro de occidente

No sé qué le pasa a Europa. Imagino que acabó asqueada de sangre después de la segunda guerra mundial, o que se ha alelado de tanto pensar qué Ipad comprar. Puede que tanto capitalismo nos haya borrado el modelo de sociedad que deberíamos querer. El modelo en el que se supone que todos querríamos vivir.

Las muertes de ayer no son sólo 12. Hay que sumarlas a las 3000 del 11S, a las 192 del 11M, a las 56 del 7J. Hay que sumarlas a las que ha causado y causa ISIS, y otros grupos similares.

No digo que todas esas muertes estén causadas por los mismos terroristas. No lo sé, es posible que sean grupos que, independientemente de su tamaño, no tengan relación entre ellos. Pero eso no importa. Lo que sí es común es la idea. Una idea de sociedad tan asquerosa que por obvia no hace falta reproducirla aquí.

Esta es la respuesta que habría que dar:

1) Todas las grandes cabeceras europeas deberían incluir, en portada, y un mismo día de común acuerdo, la famosa viñeta:

El titular debería ser “Je suis Charlie”.
El subtítulo, debería ser la fecha en la que se va a celebrar la manifestación dónde se nos convoca, a todos, a defender con orgullo y dignidad nuestros derechos y libertades.

2) Todos los jefes de estado europeos deben convocar una rueda de prensa, el mismo día en que se publiquen las portadas, donde digan que eran conocedores de las mismas, y que las apoyan y defienden sin fisuras. Donde nos convoquen, también, a manifestarnos como una cuestión de estado.

3) Independientemente del éxito de convocatoria que tengan las manifestaciones, hay que garantizar la seguridad de las personas que acudan. Por lo que todos los estados convocantes deben sacar, ese día a sus calles, todo su potencial militar y a todas las fuerzas de seguridad del estado. Sí, tanques y aviones de combate, incluídos.

4) Al día siguiente, los medios de todo el mundo pueden sacar en portada lo que quieran. Podrían mostrar, por ejemplo, el potencial militar europeo, sumado a miles de voces pacíficas y libres, gritando bien alto que nos reímos de lo que nos da la gana.

5) Naturalmente, prendas como el burka o el nicab deben ser prohibidas también en toda la zona euro. No podemos tener documentos nacionales de identidad en los que se necesita una foto, y permitir que algunos salgan con máscara. Toda mujer que quiera o acepte ser humillada portando una prenda de estas, está en su derecho, pero no con nuestras leyes y por tanto, no en nuestros países. Si no quiere irse por su propio pie se la deporta y listo, y si sus maridos se ponen tristes porque se quedan sin ellas, ya pueden ir cogiendo el mismo camino.

6) Dinero público para religiones no hay. Para ninguna religión. Espacios públicos que cederles gratuitamente, tampoco hay.

7) Hay que dejar claro que sabemos que la mayoría son musulmanes normales, que no tenemos nada contra ellos siempre y cuando se adapten mínimamente a las normas del país de acogida. Que no es una cuestión racista. Se trata de hacer entender, a aquellos radicales incapaces de vivir en sociedad, que estamos dispuestos a enviarlos a conocer a sus 72 vírgenes por la vía directa. Aquí o en sus países de origen. Haya o no petróleo.

Me da igual quién promueva esto, si es Hollande, Rajoy, Merkel o José Mujica. Pero alguien tiene que hacerlo. Naturalmente cualquier nación que quiera sumarse, sea o no europea, sea o no occidental, es bienvenida.

Sí, lo sé, esto no evita atentados. Matar es fácil, y barato. Pero sí es una declaración de intenciones. Es la defensa de nuestras ideas, de nuestra moral, de nuestros principios de vida.

Las ideas buenas se defienden. Las malas… se combaten.

Tal vez podamos recordárselo. Tal vez, esto sea mejor que enviar una nota de condolencia al país vecino, mientras ponemos cara triste y esperamos el siguiente atentado.

Si te ha gustado... ¡comparte!  Compartir en FacebookTweet about this on TwitterCompartir en MenéameCompartir en RedditCompartir en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Donde no hay mata no hay patata © 2014 Tema adaptado a partir de Frontier